domingo, abril 17, 2011

Insomnio con galletas

Fue el instante que se vistió de lluvia
con sus manos sabor a chocolate me desvistió
posó sus grandes manos en mi corazón
pretendiendo irse de como se marchita una flor.

Su mirada de penetrantes sentimientos
figuran un dibujo a carbón
su figura me envuelve como un algodón
perdiendo la cordura dentro de mi razón.

Me encuentra en cada sueño extraño que me invento
y le cuento lo que se siente ser las nubes del sol
ve hacia las montañas del recuerdo
cierra la puerta y endulza el sonrojo de mi voz.

Yo no se donde encontrarlo
porque cada vez que aparece me encuentra sin verlo yo
parece un fantasma o un ser sin Dios
que cada vez desaparece en medio de mi intención.


solo aparece en noches de lluvia, como la de hoy.

1 comentario:

Josè Moral dijo...

Paola, gracias por dejarme leer algo tan lindo!